Kicking away the ladder. Una lección histórica de proteccionismo para fomentar el crescimiento de industrias nascientes en los Estados Unidos & Inglaterra.

Imagen

Aunque que hay muchos temas interesantes tratados en éste libro, quiero intentar a enfocarme en un aspecto especifíco: la defensa de la doctrina de comercio libre.  Hasta ahora la verdad es la mayoría de los economistas orthodoxos hicieron (y siguen haciendo) omiso de las consecuencias de comercio libre en los países en desarrollo.  En Argentina, el país hizo hincapié de los cambios neoliberales después de la caída de ISI.  Sin embargo, Brasil tomó otro camino lo cual utilizó las medidas protecionistas y el tamaño de su mercado doméstico para madurar su sistema de ISI y, poco a poco, cambiarlo cuando el momento perfecto llegó.

Escribo principalmente en español (recuérdase esa es una redacta para mí, no voy a revisarla mil veces) pero también incorporo algunas palabras en inglés.

En el comienzo del libro, Chang nos dijo que Stiglitz se haya pasado al otro lado de la cerca hasta el lado de los economistas del desarrollo heterodoxos.  “…Unas de las debilidades más llamativas de la moderna teoría económica es su casi obsesiva concentración en los precios, los intercambios y la establidad macroeconómica y la escasa atención que presta a la cuestión de cómo incrementar las capacidades productivas (p. 26).”

Ahora, siendo que los Estados Unidos está a su “cima” de unilaterialismo, mi país ha defendido el comercio libre con empeño casi en la misma manera que Inglaterra intentó a hacer en el pasado.  En interesante que los Estados Unidos tenía las barreras más altas en promedio contra importaciones de bienes extranjeros desde 1816-1945, especialmente si uno considera que las ventajas naturales como los costos de comercio que tal vez nunca estarán tan prometedores en aras de fomentar el crescimiento de industrías nascientes en los países en desarrollo actualmente (debido que los costos de transporte importan cada vez menos).

Adam Smith recomendó que los Estados Unidos practicara comercio libre después de su independencia.  Sin embargo, los EE.UU. rechazó ésta teoría en favor de proteccionismo

Eso fue dicho por Smith en 1776:

“Si los estadunidenses, ya sea por contubernio o mediante cualquier otro tipo de violencia, frenan la importación de las manufacturas europeas y, dando así un monopolio a aquellos compatriotas suyos que pudieran fabricar bienes semajantes, dirigen una parte considerable de su capital hacia ese fin, en lugar de acelerarlo retardarían el aumento ulterior del valor de su producto anual y obstruirían, en lugar de promover, el progreso de su país hacia una auténtica riqueza y grandeza”.  smith, 1937 (1776) pp. 347-8.

Lo cual es aún más interesante es que los EE.UU. no tuvo éxito en promover sus industrias nascientes por los primeros cuarenta años (p. 38)!  Es decir, toda la teoría contemporanea era contra de los estaunidenses y si ese país hubiera obedecido la doctrina inglesa, quizás nosotros los EE.UU. habría sido un país mucho más pobre hoy en día, un exportador de productos agrícolas, no más.

Después de su auge, el Reino Unido reintrodujo los aranceles en 1932 (p. 51).  El acto era visto como algo sorprendente, pero la realidad es que el Reino Unido tenía una industria de crear ventajas por su industria nasciente, sobretodo la de tejido.  Inglaterra prohibió la importación exportación de materias primas de ahí alentando valor agregado en la industria.  Anteriormente, la lana estaba exportado a los Países Bajos donde ellos tuvieron la industria textil.  Esta política causó  el colapso de las industrías textiles holandeses cuando la fue implementada.

Daniel Defoe escribió __A Plan of the English Commerce__ (1928) que advocó la captura de mercados extranjeros, leyes de los barcos ingleses, leyes dictando la exportación de materias primas de las colonias hacia Inglaterra y la exportación de productos fabricados desde Inglaterra hasta las colonias (p. 58).  Cuando Europa continental comenzó a desarrollarse el Reino Unido tuvo la abrogación de la Ley de Trigo (1846) para alentar importaciones de materias primas y productos agrícolas desde el continente hacia Inglaterra.  Eso era un último intento a abastecer los productos industrializados y para asegurarse en la cadena de producción de valor agregado más alto.

Walpole en 1720 “concedió subsidios de exportación ( “gratificaciones”) y abolió los aranceles británicos a la importación de materias primas producidas en la colonias americanas” (p. 100).  Otro punto interesante es que en acuerdo a Brisco,

“Walpole entendió que, para vender con éxito en un mercado fuertamente competitivo, era necesario que los bienes fueran de alta calidad.  El fabricante, demaisado ansioso por superar en ventas a su rival, tendería a bajar la calidad de sus productos, lo que, en último término, repercutiría en otros bienes hechos en Inglaterra.  Sólo había una manera de asegurarse de que los bienes fueran de calidad alta, y era la de regular su fabricación mediante la supervisión gubernamental ( Brisco 1970, p. 185) ( Chang p. 123).

Incorporo un párrafo muy largo de John Stuart Mill en vías de no cortar demasiado el argumento de él.  He aqui coloco el apartado de Mill, de capítulo V encabezado “Applications” en su libro _On Liberty_.  Yo enfatizo las secciones especialmente relevantes a comercio libre en letras negras:

“Again trade is a social act.  Whoever undertakes to sell any description of goods to the public, does what affects the interest of other persons, and of society in general; and thus his conduct, in principle, comes within the jurisdiction of society: accordingly, it was once held to be the duty of governments, in all cases which were considered of importance, to fix prices, and regulate the processes of manufacture.  But it is not recognized, though not till after a long struggle, that both the cheapness and the good quality of commodities are most effectually provided for by leaving the producers and sellers perfectly free, under the sole check of equal freedom to the buyers for supplying themselves elsewhereThis is the so-called doctrine of Free Trade, which rests on grounds different from, though equally solid with, the principle of individual liberty asserted in this Essay.  Restrictions of trade, or on production for purposes of trade, are indeed restrictions; and all restraint, quâ restraint, is an evil: but the restraints in question affect only that part of conduct which society is competent to restrain, and are wrong solely because they do not really produce the results which it is desired to produce by them.  As the principle of individual liberty is not involved in the doctine in Free Trade, so neither is it in most of the questions which arise respecting the limits of that doctrine: as for example, what amount of public control is admissible for the prevention of fraud by adulteration; how far sanitary precautions, or arrangements to protect work-people employed in dangerous occupations, should be enfoced on employers.  Such questions involve considerations of liberty, only in so far as leaving people to themselves is always better, ceteris paribus, than controlling them: but that they may be legitimately controlled for these ends, is in principle undeniable.  On the other hand, there are questions relating to interference with trade, which are essentially questions of liberty; such as the Main Law [contra alcohol], already touched upon; the prohibition of the importation of opium into China; the restriction of the sale of poisons; all cases, in short, where the object of the interference is to make it impossible or difficult to obtain a particular commodity.  These interferences are objectionable, not as infringements on the liberty of the producer or seller, but on that of the buyer (¶4 de capítulo V de _On Liberty_)

¿No sea interesante que él está promoviendo un estilo de vida que realmente le conviene y sus compatriotas?  No creo que él esté considerando el bien de la masa de consumidores no ingleses, aquellos en Brasil, los Estados Unidos, India, etc.  Inglaterra habría tendio el más para ganar y todo para perder por no mantener comercio libre mientras Inglaterra ocupaba el puesto económico más privilegiado en todo el mundo en aquella época.

Habían otros pensamientos en el asunto.  Alguien queyo no conocí hasta ahora era Friedrich List (1789- 1846) un alemán que es conocido como el padre de la argumentación sobre la industria nasciente.  De hecho, List sólo comenzó a argumentar eso después de su estadía/ exilio en los Estados Unidos entre 1825 y 1830.  Alexander Hamilton y Daniel Raymond influenciaron Friedrich List durante ese periodo.

(^ Eso es precisamente lo que estoy investigando ahora en los archivos de Philadelphia.  Escribiré más en breve sobre eso).

El argumento está sustentado por los problemas de los países de desarrollo tuvieron durante el periodo cuando ellos incorporaron las políticas surgeridas y enforzadas desde encima del Banco Mundial y IMF.  Los países en desarrollo no estuvieron permitidos a mantener políticas activas de ICF (las cuales los países ya desarrollados utilizaron como políticas claves en el pasado para fijarles en sus posiciones económicos actuales).  Tanto de los países en desarrollo dependen en comercio libre sin políticas activas de ICT, el mayor será su retroceso económico.  (ICT: informáticas, comerciales, tecnológicas)

Hay muchos otros temas interesantes de este libro, pero mantengo de promesa de enfocarme en único tema, si bien todavía no hice nada más que un resume de este tema interesante.

3 responses to “Kicking away the ladder. Una lección histórica de proteccionismo para fomentar el crescimiento de industrias nascientes en los Estados Unidos & Inglaterra.

  1. Pingback: Why Nations Fail: The Lesson of Venice | peterabraldes

  2. Pingback: Rights vs. Civic Duties: Morality as a justification for public policy | peterabraldes

  3. Pingback: MERCOSUR y la Unión Europea: la evolución del acuerdo comercial y su racionalidad | peterabraldes

Leave a comment - Deja un comentario - Deixa o seu comentário

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s