Se conviene no mezclar idiomas

Me gustaría dedicar unos minutos de reflexión sobre algunas experiencias que yo tuve y cómo estas experiencias formaron mis pensamientos hacia facultades en las Américas.  Específicamente como estas facultades tratan el tema de “idioma” en los trabajos que sus alumnos producen.

Una experiencia inolvidable de mi vida era el tiempo que viví en el condado de Broward en Florida.  De verdad, el sur de Florida es un lugar incomparable a cualquier otro en el mundo.  Hay muchos aspectos notables del área, pero sobretodo me gustaría escribir sobre uno que no es fácilmente percibido: nadie habla ningún idioma bien, pero todos creen que ellos hablan todos fluidamente.

Cualquier uno puede hablar 100-200 palabras en un idioma, pero eso no significa que tengas dominio del idioma.  Tal vez es irónico que yo escriba así mientras criticando este problema, pero pienso que tengo derecho a escribir en español debido que mi intento es para explicar algo más “complicado”.  Estoy describiendo una idea, una teoría, un tópico, lo cual es más profundo del hablo en los calles.  Si quieres “dominar” un idioma, debes ser capaz de explicar todo en el dicho idioma, un desafío no desprendible.  Es difícil, pero igualmente necesario.

Después de salir de Florida, yo estaba muy frustrado.  Yo no pude entender bien a los hablantes de inglés (los cuales no usan pronombres en su hablo, y de hecho ni saben que ellos quisieran decir antes de hablar) ni los hablantes de español porque ellos hablan un dialecto tan empobrecido que cuando intenté a decir algo “diferente” la solución fácil era para hacer omiso de mi comentario debido que yo no soy un hablante nativo y tengo acento (y hago errores igual).

Una característica de Argentina que me gustó mucho era el énfasis de hablar en una manera “precisa”, para utilizar muchos verbos y otras palabras para explicarse muy bien.  Quizás eso es un poco aburrido, pero el dominio de su propio idioma es fundamental para tener éxito en la vida. 

Por eso yo estuve muy decepcionado con el plano de estudios en mi facultad argentina.  No entendí bien porque todo era escrito en inglés.  Cualquiera de mi país, habría disfrutado de la situación, aprovechando de su ventaja falsa para aprobar las materiales.  Desafortunadamente, no yo no sentía igual.  Yo sentía que era una lástima para tener un programa hablado y escrito en un idioma, y todas las lecturas en otro.  ¿Cómo estos estudiantes saldrán de la universidad como partes integrantes en su propia sociedad?  ¿Cómo estos estudiantes entenderían mejor su cultura y los avances y perspectivas argentinas en los temas económicos, para ayudar su país en vez de huirlo?  Para mí no es gracioso no saber cómo traducir un término económico de inglés a español, es una pena.  Sinceramente si no consigas hacer eso, como enseñarías la próxima generación algo de economía en una forma de hablo como aquellos en Miami, dónde realmente nadie se entiende el otro y mientras nadie escucha al otro.  A lo largo de las décadas, el resultado es el siguiente: el idioma empobrece y el vocabulario no puede sostenerse sin el uso de términos ingleses. 

Para colocar eso en perspectiva, una de las razones que yo no estudié en los Estados Unidos por mi maestría estuvo porque yo sabía que las instituciones norteamericanas son muy limitadas en su enfoque.  Solo nos preocupamos sobre nos mismos.  Si yo hubiera intentado a incorporar fuentes y autores latinoamericanos, yo habría sido percibido como loco.  Aunque los argentinos en las facultades privadas miran solamente hacia el exterior, los ojos norteamericanos nunca hacen ni el intento de entender las perspectivas extranjeras ni campos de estudios en vías de desarrollo no oriundos de nuestro terreno.

He pasado los últimos meses haciendo muchos trabajos, estudios, etc., pero reservé tiempo para conocer más de UNICAMP y otras facultades de Brasil.  En los planos de estudios de UNICAMP sobre desarrollo agrícola y cadenas por delante e atrás en la organización industrial y planeamiento de un país, hay una riqueza de fuentes de autores por todos los países latinoamericanos y los Estados Unidos.  Los planos de estudios están escritos en español, inglés y portugués, pero el idioma de escritura es portugués, (debido que el programa está en un país que habla portugués).  Seguro que hay universidades como FGV que enseñan, hablan, y escriben en inglés, pero el punto es que en estas facultades especificas inglés es usado a través de todo, no hay una brecha que deja el estudiante perdido entre idiomas.

La diferencia con UNICAMP es que la tiene el mejor de todos los mundos.  UNICAMP incorpora orgullosamente las fuentes brasileñas, que sí han contribuido al desarrollo económico (es verdad: no todo es producido en los Estados Unidos) al lado de fuentes norteamericanos, como complementarios (y para mostrar opiniones a veces marcadamente diferentes).  En aras de brindar una perspectiva balanceada a los estudios, también hay trabajos de Argentina, Chile, Colombia y México, ¿y por qué no?

Así la esperanza es que el estudiante entiende bien todos los tres idiomas y que sería capaz de comunicarse bien en su idioma materno.  Brasil quiere gente que se quedará en el país y que tiene ganas de contribuir al futuro del pueblo.  En el país con estudiantes que hablan muchísimos idiomas (por su sobrevivencia y seguridad futura) esa balanza establecida, en mi opinión, es muy impresionante. 

Advertisements

One response to “Se conviene no mezclar idiomas

  1. Didier Miranda

    Muy buen reporte.

Leave a comment - Deja un comentario - Deixa o seu comentário

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s